EL DIARIO DE ANA FRANK

Esta vez se trataba de no traicionar el texto de Ana Frank. De afinar al máximo la transmisión del documento de una vida de chiquilla adolescente. De una escritora incipiente, mordaz, valiente en la critica de su conducta, en la denuncia de la injusticia apocalíptica que trasunta con ferocidad todo nuestro siglo —y, cómo que no— TODA nuestra historia. De una adolescente desarraigada de un mundo lingüístico, que, como tantos laureados creadores literarios de nuestro siglo, opta por hacer suyo otro, por desentrañar otro y hacerlo visceralmente suyo

 

http://www.psicosocial.net/grupo-accion-comunitaria/centro-de-documentacion-gac/aprender-de-la-voz-de-los-supervivientes/519-diario-de-ana-frank/file

Abrir la barra de herramientas