REPRODUCCIÓN

La reproducción es la función de los seres vivos que permite la continuidad de las especies y la multiplicación de los seres vivos en los ecosistemas. Cabe decir que la reproducción no es elemental para que un individuo sobreviva, pero sí para que una especie permanezca en la tierra.

Los organismos pueden reproducirse de diversas maneras, pero en general se distinguen dos tipos de reproducción: sexual y asexual. La primera implica la búsqueda de una pareja y contacto sexual con ella, debido a que la unión entre los gametos masculino y femenino da lugar a un embrión que será la cría o el bebé de los individuos de la especie. La reproducción asexual es efectuada en organismos que no necesitan una pareja para tener descendencia, no necesitan aparearse y en cambio se reproducen por métodos como la división o la gemación.

IR A LA PÁGINA

Abrir la barra de herramientas