El señor presidente

Los pordioseros se arrastraban por las cocinas del mercado, perdidos en la sombra de la Catedral helada, de paso hacia la Plaza de Armas, a lo largo de calles tan anchas como mares, en la ciudad que se iba quedando atrás íngrima y sola.

El Señor Presidente
El Señor Presidente
El-Senor-Presidente-Lenguaje.pdf
1.2 MiB
160 Downloads
Details
Abrir la barra de herramientas